Noticias

 
Con el objetivo de mejorar y revitalizar los jardines de la residencia municipal de la Tercera Edad desde el desarrollo sostenible, en octubre echará a andar un proyecto de permacultura. Iván Tellaetxe, diseñador del espacio en colaboración con el Área de Servicios Sociales y Ekoizpen, explica que "ahora es un espacio pasivo, que da trabajo y no da ningún beneficio". Aprovechando los recursos naturales existentes, se busca atender las necesidades de las personas usuarias, "reduciendo el trabajo y el impacto", explica. Habrá árboles, flores, agua y espacios hortícolas. "Queremos que la gente de la residencia pueda interactuar con el jardín. Será un lugar con mucho que aportar". Para el espacio se utilizarán materiales reciclados recogidos por la brigada municipal, y los bancales se nutrirán de las composteras de la ciudad. El día 2 a las 19:00 tendrá lugar en la Alondegia la charla inaugural que dará paso al grupo de trabajo voluntario.