Noticias

 
Más de 80 vecinos y vecinas del barrio Mikel Deuna se reunieron el pasado lunes día 6 de marzo para la asamblea vecinal centrada en los pormenores de las obras de pavimentación de la calle. El Ayuntamiento ha valorado muy positivamente la alta participación en la cita.

Obra

En dicha reunión se ha explicado que la obra se ha ejecutado satisfactoriamente, “en la medida de las posibilidades económicas”, aunque se ha detectado algún error como que el hormigón no ha sido bien proyectado y ha dado lugar a varios fallos.
• Con motivo de una fuerte lluvia, algunas zonas han quedado marcadas por el agua y el tinte no ha adquirido la fuerza necesaria.
• En alguna zona la rígola no está al mismo nivel en un lado de la calle que en el otro.
• Se produce un charco importante delante de la zona del Gaztetxe.
• Al final de Kale Zaharra las aceras no siguen una línea regular.
Con el fin de subsanar esas actuaciones no satisfactorias a la mayor brevedad posible, se volverá a cerrar la calle pero únicamente en algunos tramos.

Pivotes

Asimismo, se explicó que los pivotes instalados en las aceras sirven de medida disuasoria contra la alta velocidad de circulación de algunos vehículos. Asimismo, son una “apuesta por la seguridad” de los vecinos y vecinas de la zona. El Ayuntamiento revisará las anchuras con ayuda del cuerpo de bomberos con el fin de asegurar que ningún vehículo de emergencias, como el de bomberos o una ambulancia, tuviera problemas para acceder a algún lugar. Si se detectasen dificultades, el pivote sería eliminado.

Tráfico

Ante las quejas de problemas de seguridad por el alto índice de tráfico rodado y velocidad, el Ayuntamiento explicó que “se ha detectado el problema y hay que dar una solución general, no soluciones puntuales por calles”. En la actualidad el Ayuntamiento trabaja en “buscar una solución integral, ya que es una demanda de todo el casco histórico”. Algunos vecinos y vecinas apuestan por los cierres fijos de las calles mediante pivotes o tótems con bandas lectoras. El Ayuntamiento asegura que “se está estudiando la posibilidad por el alto coste que supone”. Según se indicó, la actuación sería en global para todo el casco histórico y tendría un coste aproximado de 100.000€ además de la obra civil.

Tarjetas de residencia

Asimismo, durante la sesión el Ayuntamiento explicó cómo se repartirán entre el vecindario las tarjetas de residencia que permitirán el acceso. Esas identificaciones se harán efectivas también para familiares de residentes que tengan la necesidad de acceder en algún momento a las calles implicadas en la actuación. Aunque en Orduña no existen vados para las lonjas ubicadas en el casco histórico, las personas que las utilizan como garajes tendrán también su tarjeta correspondiente.

Próximas actuaciones

Al final de la reunión se establecieron las próximas acciones a realizar:
• Cambios en la señalética:
o Señal de obligación frente y derecha a la salida del parking.
o Señal de Getxa en la plaza Mikel Deuna.
o Señal “Solo autorizados, carga y descarga” a la altura del Gaztetxe.
• Comprobar con el camión de bomberos el paso en situaciones de emergencia.
• Revisar algún pivote que pudiera estar demasiado cerca de alguna lonja.
• Envío de cartas y tarjetas.
• Revisar el traslado del contenedor de vidrio.