Noticias

 
Con el inicio del nuevo curso escolar, la cocina municipal de Orduña cumplirá con el objetivo para el que fue diseñada en 2009, dará servicio al alumnado de la Escuela Pública por primera vez además de a la residencia municipal de la tercera edad.

Tras más de 8 años de trabajo y lucha por parte de las Asociaciones de productores y productoras Bedarbide y Urdunako Zaporeak, la Asociación de comerciantes ACCOR y la comunidad escolar además del servicio de dinamización agroecológica Ekoizpen y el Área de Promoción Económica del Ayuntamiento, los niños y niñas podrán disfrutar desde hoy de la comida cocinada a base de productos frescos, ecológicos y de proximidad.

El proyecto arrancó en 2009 buscando apoyar el desarrollo sostenible local mediante el consumo de proximidad. En 2015 se puso en marcha en la residencia municipal de la tercera edad, reduciendo el impacto medioambiental del servicio de comedor, fomentando la generación de empleo en la ciudad y su entorno, y ayudando a ofrecer un mejor servicio en el ámbito público orduñés. Aunque la puesta en marcha del servicio escolar se ha retrasado hasta hoy, ya cuenta con el permiso del Departamento de Educación para emprender la prueba piloto.

Desde el AMPA han querido transmitir su agradecimiento a todas las personas, organizaciones y entidades públicas que han apoyado el proyecto y que han colaborado en su ejecución. Sin ir más lejos, en las últimas semanas un grupo de personas voluntarias ha trabajado en la puesta a punto del comedor en el que hoy almorzará el alumnado.

Además, los agentes implicados en la iniciativa se encuentran actualmente trabajando con un equipo de nutricionistas y personas expertas en cocina para instaurar los procesos de trabajo, las metodologías y los menús más adecuados para las necesidades de los niños y niñas usuarios del servicio. En los próximos meses podrán hacer una evaluación que sirva de pauta para la mejora del proyecto en el futuro. Marijo Imaz, responsable del servicio Ekoizpen, ha indicado que arrancan con ilusión: “Los próximos días, poco a poco, se irá incorporando todo el alumnado que hará uso del comedor durante el curso. Arrancamos con ganas, pero aún hay mucho que hacer. Es la experiencia del día a día la que nos marcará el camino a seguir”.