Noticias

 

Ayer tuvo lugar la reunión entre el Ayuntamiento de Orduña y la Diputación Foral de Araba. En la cita se juntaron el Diputado Foral de Infraestructuras Viarias y Movilidad Josu Lopez Ubierna , la Directora del Area Marian Gutiérrez , un técnico  de Seguridad Vial y otro de Conservación y Mantenimiento, dos representantes del PNV y EH Bildu, la alcaldesa Idoia Aginako y  dos miembros de las Juntas Generales de Bizkaia por parte de EHBildu.

El Ayuntamiento de Orduña exigió a la Diputación un nuevo trazado que discurra entre Saratxo y la muga con Bizkaia. El principal impedimento que presentó el diputado es la falta de disponibilidad presupuestaria, por lo que el consistorio instó en la necesidad de incluir este gasto en los presupuestos de 2017. Únicamente con medidas así y con un calendario de inicio de obras será posible  que éstas se realicen entre 2017 y 2018.

El proyecto de la A-625 , carretera de Saratxo, como se la conoce entre la población  ocupa el  tercer y último lugar entre los que la  Diputación de Araba tiene previstos para la legislatura que finaliza en el 2019, detrás del proyecto de la A-124 y del de  Legutio.  Desde la Corporación Municipal se exige que el trazado de la carretera sea acorde a las necesidades que Orduña tiene, en primer lugar   que reduzca la fuerte siniestralidad reconocida por la Diputación y que además posibilite  una circulación fluida para  todo tipo de vehículos. Con esta segunda medida se pretende facilitar el tránsito diario de autobuses (escolares, de línea hacia el Hospital de Galdakao, etc) y además dotar a Orduña de una comunicación por carretera acorde con el siglo XXI y que facilite la implantación de nuevas empresas en el Elkartegi (Polígono Industrial).

Compromisos
Según manifestó el Diputado su intención es que a finales de 2018 se inicien estas obras. Entre los trabajos a realizar a corto y medio plazo se contempla el fresado del firme , la limpieza de cunetas, muros , actuaciones de balizamiento,  nueva señalización vertical en las intersecciones, eliminación de muros que impiden la visibilidad etc.

La alcaldesa insistió en que todas estas actuaciones son positivas pero siempre que tengan  un carácter de inmediatez. "Ahora ha llegado el momento de que Orduña tome la palabra. Es nuestro turno, hemos esperado durante 20 años respetando las decisiones tanto de Saratxo como de Amurrio pero está claro que el tiempo corre en nuestra contra. Necesitamos e insistiremos en que se tomen acuerdos firmados que garanticen que un nuevo trazado se va a llevar a cabo durante esta legislatura y que por supuesto Orduña tenga y forme parte de dichos acuerdos. Este es un tema en el que no nos cabe duda toda la ciudadanía de Orduña tiene una misma opinión:  Una nueva carretera es un derecho de Orduña , sus aldeas y todos los pueblos que la circundan.