Noticias

 

El Gobierno Foral ha licitado esta semana las obras de acondicionamiento y reforma de la carretera A-625 en Saratxo, entre los polígonos industriales de Amurrio y Orduña con un presupuesto máximo de 19,1 millones de euros y un plazo de ejecución de 32 meses. Este proyecto mejorará de forma sustancial la seguridad y comodidad de una vía que destaca hoy por su elevada accidentalidad. Según han informado al Ayuntamiento de Orduña, se prevé que las obras arranquen en marzo de 2019.

El proyecto contempla el acondicionamiento y mejora del trazado en planta y alzado de la carretera A-625 entre los puntos kilométricos 354,22 y 357,3 --puntos que coinciden con el límite provincial con Bizkaia y los polígonos industriales de Amurrio-- para eliminar cambios de rasante y curvas peligrosas, y ordenar con criterios de seguridad los accesos a los distintos núcleos de población y propiedades particulares. La nueva carretera será de doble sentido con una calzada con dos carriles de 3,50 metros, arcenes entre 1,50 y 2,00 metros, y bermas de 0,75 metros.

Asimismo, incluye un enlace a desnivel para conectar la vía principal con las zonas industriales de Amurrio. El diseño de este enlace incorpora modificaciones respecto al proyecto inicialmente previsto con el objetivo de reducir la ocupación de suelo en más de 6.500 metros cuadrados y separarlo aún más del cauce del río Nervión permitiendo una mejor integración del Parque Lineal del Nervión y garantizando su continuidad.

Por otro lado, también se ha adaptado la glorieta de acceso a Lekamaña, consiguiendo una reducción de la ocupación de suelo sin menoscabo de la funcionalidad y de la seguridad vial.