Noticias

 
En la ordenanza actual que se aprobó en el 2012 la colocación de una terraza sin permiso suponía una sanción grave con una multa de 750 a 1.500 euros. En el pleno de diciembre se aprobó por unanimidad que el primer aviso se contemple como fracción leve. No obstante,  reincidir en esta sanción en un periodo de dos años se convertirá en falta grave. Los hosteleros podrán solicitar permiso para la temporada completa o para dos temporadas. Para más información llamar al Ayuntamiento.