Noticias

 
Ante la caída ayer por la tarde de un nido de cigüeña desde el tejado de la iglesia de la Sagrada Familia a la Foru plaza, el Ayuntamiento de Orduña contactó con la Ertzaintza y se procedió al inmediato vallado del espacio. No hubo que lamentar personas heridas ni destrozos.
El Consistorio ha puesto la situación en conocimiento del Obispado, propietario del edificio, y ha contactado con la Diputación Foral de Bizkaia. Por solicitud de la entidad local mañana se celebrará una reunión de urgencia entre los tres agentes de cara a tomar las medidas necesarias para proteger los nidos y evitar situaciones similares en el futuro.