Noticias

 
El Ayuntamiento de Orduña, la Diputación Foral de Bizkaia y la Asociación de Ciencias Aranzadi inició en 2010 un proyecto para impulsar la supervivencia de la rana ágil (Rana dalmatina) y para ello se crearon varias lagunas. El próximo año se cumplirá una década desde que comenzara dicha iniciativa y, por ahora, está resultando muy exitosa, sobre todo en el pozo creado en Larrinzar. Ahora Aranzadi ha renovado la señalética en esa zona. Existen pocos ejemplares de esa especie en la Península. Solo se puede encontrar en algunos puntos de Álava, Navarra, Burgos y Orduña. El futuro de la rana ágil está ligado a la correcta gestión de los bosques y las lagunas que necesitan para reproducirse.