Noticias

 

El pleno del Ayuntamiento de Orduña ha aprobado, por unanimidad, extinguir las concesiones funerarias de 204 nichos del cementerio municipal. La medida ha sido adoptada ya que la inhumación de más féretros en esa área retrasaría o impediría la futura continuación de los trabajos de localización, recuperación e identificación de los restos mortales de víctimas de la represión franquista, iniciados en 2014 por la Sociedad de Ciencias Aranzadi. El acuerdo es provisional y tras notificarlo a las personas afectadas, se abrirá un periodo de alegaciones.

Así, en los 204 nichos correspondientes a la parte derecha de la fase A, señalados con los números comprendidos entre el 1 y el 108, ambos inclusive, y los comprendidos entre el 310 y 405, ambos inclusive, quedarán extinguidas las concesiones de sus derechos funerarios y no se permitirá la inhumación de más féretros, aunque sí será posible ubicar urnas cinerarias. De la misma manera, no se concederán nuevas concesiones administrativas de nichos en esa zona del camposanto.

La medida llega motivada por la necesidad de continuar con las labores de recuperar los cuerpos enterrados bajo la construcción. Aunque aún no existe un proyecto para derribar los nichos, para hacer tal cosa sería necesario esperar un mínimo de cinco años tras la última inhumación. Cabe destacar que ya hace un año que no se realizan esas acciones en el espacio.

 

Rescate

El Ayuntamiento hará efectivo el rescate de la concesión de los nichos señalados en el momento en que la persona concesionaria solicite la inhumación de un féretro en alguno de ellos. Así, se otorgará a quien lo haya pedido la concesión de otro nicho de similares características ubicado en otra zona del cementerio y el Consistorio se ocupará de trasladar a ese otro lugar los restos que hubieran sido depositados con anterioridad en el nicho. La declaración aprobada indica asimismo que el Ayuntamiento se hará cargo de los gastos derivados de la nueva concesión y del eventual traslado de restos. Otros gastos, entre los que se incluye la inscripción de la lápida, serán satisfechos por la parte concesionaria. La duración de la nueva concesión será igual al tiempo que le habría quedado a la concesión rescatada hasta su caducidad.

Apoyo ciudadano

El lunes día 26 de junio, la Alondegia quedó pequeña para acoger la sesión informativa que el Ayuntamiento ofreció a las personas afectadas por la medida. Más de 120 personas asistieron a la ponencia, que corrió a cargo de Idoia Aginako, alcaldesa de la localidad, Joseba Eguiguren, responsable de los trabajos de Memoria Histórica y Carlos Arranz, ex-alcalde y miembro de Urduña 1936. Las familias asistentes tuvieron ocasión de realizar sus preguntas y plantear dudas. La ciudadanía de Orduña se mostró a favor de trabajar como municipio por la recuperación de la Memoria Histórica y la medida fue acogida positivamente.

Arranz, en nombre de la asociación, destacó que “la unanimidad en el apoyo a la medida ofrece la mejor de las garantías a las familias que tienen a sus familiares enterrados ahí abajo y que esperan un día poder darles una despedida digna. Queda claro que el acuerdo trasciende la legislatura y que Orduña seguirá trabajando por la recuperación de la memoria”.