Noticias

 

El Ayuntamiento de Orduña cambiará la red de tuberías actual para garantizar los criterios higiénico-sanitarios de la Residencia de la Tercera Edad. Según ha confirmado la alcaldesa Idoia Aginako no hay ningún caso ni brote de legionella. El 1 de abril la inspección del Departamento de Salud Pública del Gobierno Vasco constató que se está cumpliendo con el plan de control y prevención de la legionelosis de la instalación. Desde el 2012 se lleva realizando medidas preventivas para minimizar el riesgo de proliferación de legionella: intensificación de la frecuencia de purgas, retirada de cabezales de las duchas, etc. 

El edificio de la Residencia Municipal, debido a su antigüedad, tiene sus tuberías considerablemente deterioradas, “por lo que la única solución estructural posible es la sustitución de la actual red de agua fría para el consumo humano y de agua caliente sanitaria”. Por ello, desde el 2014 se ha aumentado la frecuencia de la limpieza y desinfección de la instalación y la frecuencia de control de legionella hasta una frecuencia bimensual.

El Departamento de Salud Pública ha trasladado a la residencia la necesidad de realizar mejoras estructurales con el fin de garantizar los criterios higiénico-sanitarios establecidos por la normativa.  El Consistorio, propietario del edificio, dispone ya de un proyecto para la renovación de la instalación y tiene prevista la licitación de las obras para el mes de abril con el objetivo de resolver el problema para el mes de junio. La inversión asciende a 160.000€.

El Ayuntamiento ha recalcado que actuará con prudencia y transparencia y que mantendrá informada a la ciudadanía. Ayer jueves se llevó a cabo una asamblea con las trabajadoras para informar sobre la situación y las acciones a realizar. Asimismo, hoy, viernes, la dirección de la residencia se pondrá en contacto con las familias para trasladares la información sobre las obras que se ejecutarán.

A su vez, el Ayuntamiento se ha puesto en contacto con el Departamento de Acción Social de la Diputación Foral de Bizkaia y su servicio de Inspección y Control a objeto de coordinar las diferentes acciones que tendrán lugar a corto plazo. Asimismo, se ha reunido con el Departamento de Relaciones Municipales de la Diputación Foral de Bizkaia para la financiación de una inversión tan considerable para un Ayuntamiento como el de Orduña.